Críticas

Madrid. Auditorio Nacional.16-IV.202L Jan Lisiecki, piano. Orquesta Nacional de España. Director: Álvaro Albiach. Díaz de la Fuente, Y la mañana se llenó de luz. Mendelssohn, Conderto para piano n º1 en Sol menorop. 25. Mahler / Albiach, Ad;¡gio de la Sinfonía nº10.

Concierto en tomo a la luz, desde el alborear del día hasta la disolución en la noche, como una metáfora de la vida humana. Comenzaba con el estreno de una obra de encargo que glosaba el comienzo de la luz mañanera con el titulo de Y la mañana se llenó de luz La autoría es de Alicia Díaz de la Fuente (1967 ), uno de los más sólidos valores compositivos de su generación en España por su oficio, seriedad y hondura conceptual. La obra parte, según nos dice, de un recuerdo juvenil, pero no es descriptiva sino evocativa y sabe conjugar toda la correspondencia entre color, luz y timbre sonoro teniendo en cuenta lo que se ha hecho en ese campo de Debussy a Takemitsu, con parada en el espectralismo, pues todo surge de la resonancia inicial de un gong tibetano. El resultado es un muy personal ejercicio de intertextualidad coherente, magistralmente estructurado y de una gran belleza sonora, que rezuma sensibilidad, refinamiento y, sobre todo, un innegable talento. Álvaro Albiach, desde hace tiempo un importante valor de la joven generación directoria! española, la entendió perfectamente y la tradujo con entrega y sabiduría, muy bien secundado por los profesores de la OCNE.

También luminoso, pero más bien de mediodía, es el brillante yno demasiado trillado Conderto para piano n.1 en sol menor op.25de Mendelssohn, en el cual el pianista canadiense Jan Lisiecki demostró técnica y muy buenas maneras, obteniendo un claro éxito al que correspondió con la Traümereide Schumann.
Finalmente, una obra del crepúsculo, el amplio y hondo Adagio, único movimiento terminado de la inconclusa Sinfonía n.10 de Mahler, que es una despedida en la misma medida que lo es La candón de iJJ. tierra.y un adiós reflexivo que canta el paso del tiempo y la fugacidad de la vida humana. Orquesta gigantesca la or. con metales a cuatro, imposible para tiempos de pandemia. Álvaro Albiach ha realizado una reducción de efectivos que es en muchos aspectos admirable. Se echa de menos que el programa explique algo de su trabajo, pero diremos que la reducción de las maderas y la presencia de dos trompas, una trompeta y dos trombones, solo afectan a ciertos efectos de densidad que quedan bien disfrazados en la cuerda. La obra conserva en esta factura toda su intensidad, esa luz decadente que parte del quejido cromático de las violas yva anunciando la nocturnidad atonal incluso en acordes de nueve notas. Genial la obra de Mahler, admirable el trabajo de Albiach, no solamente por lo respetuoso sino también por cómo se las ingenia para convertir la necesidad en virtud. Además, la dirigió irreprochablemente, y este concierto que nos llevó de la luz matutina hacia el último estertor antes de la noche, constituyó uno de los mejores exponentes de la actual y heroica temporada desarrollada por la orquesta.

SCHERZO: MADRID / OCNE, del alba al ocaso
por Tomás Marcos
17/04/2021
……


El Cultural: Díaz de la Fuente, luz para la OCNE
por Arturo Reverter 16 abril, 2021

Leer la crítica
……

En tonos pastel, para pintar una escena marina nocturna, Alicia Díaz prescinde del murmullo del mar y del oleaje salvaje y apuesta, en su lugar, por impresiones sutiles. Silencio nocturno, sonido del mar, gaviota perdida, misterio de la noche fueron, entre otras, palabras clave en el texto introductorio de la compositora. Todo esto lo consigue a través del ligero movimiento de un tapiz sonoro de cuerda, al que añade una segunda capa de vientos y, por encima de todo, al menos siete instrumentos diferentes de percusión: arpa, celesta, piano, glockenspiel, xilófono, marimba y campanas tubulares.
Huschert, D. (2018, 6 de agosto) Spanisches Temperament bei Young Euro Classic 2018.
……

Con Nadiyama, la realización sonora de la partitura, o sea la verdadera música, superó con creces las expectativas. La descripción -por una vez y sin que sirva de precedente- se ajusta como un guante a la materialidad de la música escrita por Díaz de la Fuente. Pero lo oído en Las Cigarreras supera esa descripción. De largo; muy de largo. Toda esa tensión y cambio de densidades, todo ese universo caleidoscópico contenedor de microuniversos en suave transición, todas esas oposiciones y fusiones acaban, como dice la autora, dándose la mano. Y lo hacen ofreciéndosela también al oyente para que navegue por sus espacios sonoros, sumamente cálidos y atrayentes. Y para que lo haga arropándose con esos tejidos sonoros de sutileza casi etérea e iluminado por la acogedora linterna amiga de esa campana de mano, dorada como un viejo almirez, ligeramente percutida y posteriormente frotada en su borde.
Tiene razón la creadora de este íntimo micromundo musical cuando dice que su significado último parece siempre posponerse. Pero es que la música, cuando hechiza y emociona como Nadiyama, no necesita de significado alguno que pueda explicarse. La emoción del que la escucha es su único e inefable fin.

Mundoclásico, Julián Carrillo, 22 de septiembre de 2011
……

(Pudimos escuchar el estreno de) Nadiyama, de Alicia Díaz de la Fuente, de trazo espectral y sutil expresividad, exquisita en el manejo de una cristalina densidad sonora…
Audio Clásica, Juan Manuel Rodríguez Amaro, septiembre de 2011
……

Créations mondiales d´Alicia Díaz de la Fuente (…) d´une grande beauté, les parties pour orgue particulièrement prenantes et superbement composées, les textes d´une grande sensibilité.
Le Travailleur Catalan, Y.L., 2-8 de diciembre de 2005
……

Sur la nuit, d´Alicia Díaz de la Fuente, offrait de nouveau aux percussionnistes les moyens de nous embarquer dans un univers sonore porteur dévocations fortes, mais là, c´est de chair et sang dont il était question. L´écriture de la jeune compositrice espagnole était pétrie d´humanité, une impression accentuée par l´utilisation des peaux.
L´Indépendant , Jean-Michel Collet:  26 de noviembre de 2001
……

Ecos del pensamiento: …con la sutileza tímbrica como principal alma.    …una música hermosa, delgada y quebradiza.
ABC  Alvaro Guibert, 25 de abril d
e 1997